Hace unos días vi la publicidad de un banco que decía algo parecido a "Utiliza su Visa para sentirse bien" precedida de la imagen de una mujer con amplia sonrisa.

Yo me pregunto ¿En que mundo vivimos para que uno se sienta bien por gastarse un dinero que no tiene y que seguramente después le costará amortizar con sus correspondientes intereses? ¿De que manera nos manipula el sistema financiero internacional con los bancos a la cabeza? ¿Es acaso la la Tarjeta Visa un símbolo de distinción y estatus social o el espejismo de quien nos gustaría ser y no somos? ¿Por qué queremos aparentar que podemos conseguir lo que quizás no necesitamos? ¿Por que nos dejamos convertir en esclavos de nuestra economía particular por la mala gestión que hacemos de ella? Al final siempre ganan los mismos, nos crean falsas necesidades en un falso estado del bienestar en el que cada vez cuesta más llegar a final de mes. Todo es una jugada maestra.

Siempre he sido enemiga de los Bancos, sólo los utilizo cuando una empresa de servicios (telefonía, agua, gas etc) no permite pagar los recibos en efectivo, prefiero siempre usar el pago por ventanilla. Es por estos motivos entre otros, que me llaman retrógrada ... sólo gasto lo que tengo y no me dejo llevar por modas absurdas. Pongo un ejemplo personal.

La semana pasada estuve en un centro comercial donde vi unos platos muy bonitos, originales y de formas diferentes a las clásicas, de los que están a la última moda. Me gustaron nada más verlos y el precio no era caro en comparación a los de la estantería de al lado. Cuando iba a llevármelos mi prudencia me hizo un guiño y pensé "Shabel, para que diablos quieres platos nuevos si tienes tres vajillas enteras en casa y no los necesitas" y acto seguido los devolví a su lugar. Desde hace un tiempo reacciono de la misma manera con todo ¿Para qué quiero cambiar de móvil si el que tengo funciona perfectamente y no voy a usar las mil cosas que traen añadidas los de última generación? ¿Por qué tengo que comprarme un plasma si mi vieja Sony se ve perfectamente? ¿Por que he de cambiar mi coche si el que tengo no me da problemas y lo matriculé hace pocos años? Antes de gastar me pregunto ¿Por qué quieres comprar esto o aquello? ¿Lo necesitas?¿Puedes vivir sin ello? ... No os imaginais el dinero que me estoy ahorrando en caprichos inutiles que seguro acaban siendo trastos ocupando espacio en cualquier armario.

Os aconsejo escuchar el monográfico que emitió el programa de radio "La sombra del espejo" dedicado a "La conspiración del sistema financiero" y que leáis el artículo " Quiero la tierra más un 5%" Puede parecer sumamente conspiranoico, pero si se piensa despacio y se entiende el argumento nos daremos cuenta de que son las mentiras que tenemos aceptadas y que jamás cuestionamos sobre como funciona la economia internacional y como son unos pocos los que la manejan.

Estoy en plena reflexión de ese tema, por lo tanto, hasta que no tenga las ideas claras, no expondré mi opinión.